La mentira más grande…

Entre mis letras estás, búscate ahí, no tengás miedo.

No tengás miedo de descubrirte aquí, pues este se ha vuelto el lugar donde te guardo todo mío.

No hay secretos, no hay tabúes, soy solo yo, con un corazón abierto.

Soy solo yo escribiendo, escribiendo de vos y de mí… de nosotros.

No tengás miedo de recordar, no tengas miedo de recordarme.

Yo por mi parte ya te superé.

Puedo hablar de vos sin miedo, de lo que sentí.

Puedo hablar con honestidad…

Vos por tu parte, seguí de lejos.

Siendo la persona que deseas ser.

Buscándome a mí entre la multitud.

Creyéndote la mentira más grande que algún día pudiste haber creado:

Que vos sin mí sos feliz y que yo sin vos no puedo vivir.

Advertisements

¿Y ahora qué?

Es la pregunta que recorre mi mente mientras observo mi vida pasar a una velocidad espeluznante.

Todos aquellos días de mi presente pronto se vuelven pasado y quedan en el baúl de los recuerdos.

Y me veo a mi, frente al futuro, susurrándome al oído e invitándome a formar parte de él… me seduce, pero me aterra

Un por venir desconocido es lo que me acecha; el mañana es incierto, imprevisto e inevitable.

Respiro profundo, veo al cielo y no puedo evitar pensar:

¿Y ahora qué?… 

Image

Decime por qué…

Decime por qué, aún a pesar del tiempo y la distancia me tomás por sorpresa, encontrando mil maneras de aparecer en mi pensar…

Decime por qué, aún ha pesar de los días que no hemos hablado, sigo meditando tu voz, escuchándola muy dentro mío.

Decime por qué aún ha pesar de las circunstancias, sigo pensando cómo te va en la vida, si sos feliz, si estás cumpliendo tu sueño o si te perdiste en el camino.

Decime por qué al hablar, todavía te menciono sin querer; decime por qué todavía apareces en mis sueños, en mis días, en mis metas, en lo que debió ser y en lo que es.

Decime por qué y cómo, aún ha pesar de todo… 

te sigo queriendo.

Verte así…

Quiero verte así,  bajo esta luz, al atardecer, mientras el cielo juega entre tonos azules y tonos rojizos.

Quiero verte así, en silencio, cuando no tenés nada que decir… cuando tus pensamientos se llenan de recuerdos junto a mí y sonreís.

Quiero verte cuando estés triste y las penas ya no alcancen en tu corazón; quiero verte en tus mejores momentos, cuando la dicha te invada y la felicidad se refleje en la manera que tus ojos se cierran al sonreír.

Quiero verte así, sencillo y sin complicaciones, cuando no tenés miedo de ser vos mismo. Quiero verte, así y de mil maneras más, pero más importante quiero verte y ya…

Y si tengo suerte…

Que me veas a mí.

 

 

 

 

¿Ser práctica o ser valiente?

A mediados del 2014, conversando con mis amigas en la universidad, recuerdo haber dicho la siguiente frase “algún día voy a escribir un libro”. No sé exactamente por qué lo dije, pero conociéndome, se que lo pude haber dicho con un grado de sarcasmo o incluso en afán de broma.

Durante el resto de ese año, repetí la misma frase con bastante frecuencia, sobretodo en situaciones que podía imaginar plasmadas en un libro. Debo admitir, que a pesar que la idea lleva en mi mente casi dos años, no he hecho mucho para convertirla en realidad, tal vez, sólo necesitaba un pequeño empujón, tal vez, sólo hacía falta escuchar las palabras correctas que me motivaran a iniciar.

Hace unos días esas palabras llegaron… Y llegaron de la manera más inesperada. Fue en una plática de esas casuales, a las que muchos de nosotros estamos acostumbrados a tener con nuestros amigos, con exactitud el mensaje en Whatsapp decía: “Don´t let your dreams be dreams”

En lo personal les puedo decir que este consejo, forma parte de los mejores consejos que me han dado. Y tratando de “hacer ese sueño realidad”, aquí estoy, escribiendo mi primera entrada en el blog como ese paso inicial para ver si esto de escribir es lo mío.

Debo confesar otro gran motivo por el cual decidí crear este blog… Una amiga, después de varias veces de insistir, me convenció de ver la serie “Jane The Virgin”. Menos mal que su perseverancia dio frutos y se que ahora, ella puede disfrutar la satisfacción de decir “yo sabía que te iba a gustar”.

*Spoiler alert*

En el primer capítulo de la serie, mientras nos adentran en la vida de Jane, el personaje principal,  ella habla sobre su profesión de la siguiente manera:

“Siendo práctica, soy maestra, siendo valiente, soy escritora”

Estas 8 palabras hicieron eco en mi mente y en mi corazón. Me identifiqué completamente con la frase.

Ese pequeño instante de magia, me hizo darme cuenta de algo:

Quiero ser valiente…

Así que, mientras pongo a funcionar los engranajes en mi cabeza, los invito a que formen parte de este pequeño impulso de valentía, en el que voy a escribir de todo aquello que inquiete mi mente y más de alguna vez, sobre temas que considere relevantes y de los cuales, desde mi punto de vista vale la pena hablar.

Buonanotte…

Paola Zúniga S.